Guía para comprar una caja fuerte

En este post te hacemos un resumen de las características que debes en cuanta a la hora de comprar una caja fuerte

Empecemos por definir   

 ¿Qué es? y ¿para qué sirve una caja fuerte?

“Una caja fuerte​ o caja de seguridad es un compartimiento de seguridad ideado para que su apertura sea muy difícil a personas no autorizadas y así poder guardar elementos de valor.”

La utilidad de una caja fuerte es guardar objetos de valor, objetos o documentos difíciles o que no se pueda reemplazar, fotos de familia, documentos oficiales, pasaportes, escrituras u objetos de valor tales como dinero, joyas, armas. 

En una caja fuerte puedes guardar cualquier elemento que tú quieras proteger, tener a salvo y tu tener el control.

¿Qué uso vas a dar la caja fuerte?

El uso que vas a dar a la caja fuerte va ligado con que vas a guardar en la caja fuerte.

Si vas a guardar papeles, dinero o cualquier otro objeto que quieres mantener a salvo pero que si te roban, se prende fuego o se inunda la caja luego de alguna manera lo puedes recuperar. En este caso opta por una caja fuerte no homologada.

Si vas a guardar elementos joyas, dinero, escrituras elementos que no te van a ser fácil recuperar opta por cajas fuertes homologadas que te den una garantía respecto a la protección contra el robo, una resistencia ante el fuego y/o a la inundación. 

Necesitas guardar solo armas o armas en combinación con documentos o joyas debes optar por cajas fuertes tipo armeros homologadas o certificadas para guardar distintos tipos de armas 

Y nivel profesional están las cajas fuertes utilizadas en salas de juego, joyerías, gasolineras, administraciones de loterías, bancos, etc. que por la legislación específica que les aplica sí que requieren ser cajas fuertes homologadas y con un nivel de seguridad más restrictivo. En otro post hablaremos más ampliamente de este tipo de cajas 

Ya tienes claro qué uso vas a dar a la caja fuerte ahora y ya sabes que vas a guardar ahora sería es la caja más segura o cual es nivel de protección que quieres para tu caja 

¿Qué tan segura tiene que ser mi caja fuerte?

A nivel residencial o de uso doméstico hay cajas fuertes con un nivel de protección ante robo tipo es decir cajas fuertes no homologadas por un organismo autorizado pero si fabricadas con los estándares de calidad determinadas por el fabricante.

Resistencia a la apertura

En cuanto a la resistencia a la apertura o resistencia o protección al robo o la efracción de una caja fuerte debemos tener en cuenta la norma UNE-EN 14450:2018 (Unidades de almacenamiento de seguridad. Requisitos, clasificación y métodos de ensayo para resistencia al robo.) Esta normativa indica el nivel de resistencia de una caja fuerte ante un robo en 2 niveles S1 y S2.  Siendo el S2 un nivel de seguridad superior 

Como dato orientativo los valores asegurables más utilizados por las compañías de seguros indican que nivel de seguridad a escoger según el monto en efectivo de los elementos a guardar sería:  Nivel S1: Valores asegurables en efectivo entre 1.500 y 25.000 €  ó Nivel S2: Valores asegurables en efectivo entre 4.000 y 60.000 €

Los ensayos técnicos del nivel de resistencia ante un robo en una caja fuerte consiste en verificar el tiempo que se requiere para la abrir la caja por la fuerza utilizando una variedad de herramientas ya sea manuales o eléctricas o líquidos abrasivos, lanza térmica etc. 

A mayor tiempo de resistencia según la herramienta utilizada, mayor será el nivel de resistencia de la caja ante un posible robo y por tanto un mayor nivel de protección. 

 

Resistencia al fuego 

El fuego también es una preocupación común en cuanto a las cajas fuertes.  En este caso La resistencia o protección al fuego en una caja fuerte viene determinada por UNE-EN 1047-1:2005 (Ratificada). Unidades de almacenamiento de seguridad. Clasificación y métodos de ensayo de resistencia al fuego.

Las cajas fuertes ignífugas varían en función del material que vayan a proteger y el tiempo de ignición que pueden soportar sin que su interior se supere una determinada temperatura. De la siguiente manera: 

Las cajas ignífugas certificadas para proteger documentos de papel no deben superar los 150 ºC en el interior durante un incendio.

En el caso de las grabaciones antiguas o cintas magnéticas, es conveniente una caja ignífuga que esté certificada para no superar los 65 ºC en el interior.

Las unidades ópticas como CD o DVD y discos duros magnéticos de ordenador, son aún más sensibles, por tanto deberán utilizarse cajas ignífugas cuyo interior no exceda de 50 ºC.

Esta información viene indicada en las características técnicas de cada modelo de caja ignífuga en el caso fabricante reconocidos. 

Las cajas ignífugas lo más común son 30 minutos como tiempo de resistencia ante un fuego, aunque también se pueden encontrar cajas que ofrecen un tiempo mayor pero eso hace que el precio sea más alto.

Resistencia al agua

La protección contra el agua, no es una característica muy extendida. Pero algunas cajas ofrecen un nivel de estanqueidad en caso de verse afectadas por una inundación, tiende a ser una característica adicional de algunas cajas ignífugas o cajas fuertes comunes. 

Custodia de armas

Para la custodia de armas de fuego existe un tipo específico de cajas fuertes especialmente indicadas para esta finalidad.

Por legislación las armas se deben guardar en armeros homologados que varían desde el Grado I hasta el Grado III. 

Concretamente la norma UNE-EN 1143-1:2012 Unidades de almacenamiento de seguridad. Requisitos, clasificación y métodos de ensayo para resistencia al robo. Parte 1: Cajas fuertes, cajeros automáticos, puertas y cámaras acorazadas. Define los grados y tipos de armero de la siguiente manera:

Los armeros de grado I están destinados a la custodia, en domicilios particulares, de armas largas como los rifles de caza mayor y armas largas rayadas de competición.

Los armeros de grado III tienen como finalidad custodiar armas cortas como pistolas y armas de competición de tiro deportivo. También pueden emplearse, en determinadas ocasiones, para armas cortas y largas empleadas principalmente por empresas de seguridad privada.

Una vez que tienes claro el uso y el nivel de protección que necesitas ahora viene escoger el tipo de caja fuerte que se ajusta más a tu necesidad según su forma de instalación o su ubicación final

¿Cuáles son los tipos de cajas fuertes según su instalación y funcionalidad?

Las cajas fuertes las podemos diferenciar en varios tipos de cajas:

Según su instalación los tipos de cajas fuertes son Cajas de sobreponer, para empotrar en la pared o en el suelo y también camufladas para que pasen inadvertidas por los ladrones. 

Según su utilidad podemos clasificar las cajas fuertes en cajas fuertes de seguridad para la custodia y salvaguarda de objetos de valor, efectivo y documentos importantes.

Cajas con ranura o tolva para lograr introducir dinero, sobres u otros elementos de pequeño tamaño